Desde que comenzó a regir el decreto  599 del 19 de octubre de este año, firmado por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, que establece la restricción a la venta y compra de armas blancas con el fin de reducir la delincuencia en la capital, la Policía Metropolitana entregó un balance sobre las incautaciones y comparendos.

El coronel Javier Martín, comandante operativo de la Policía de Bogotá, confirmó que “en el transcurso del fin de semana, desde que inicia el decreto se han incautado cerca de 250 armas blancas” y van cerca de 250 comparendos por infringir esta medida.

“En este momento nos encontramos en un proceso de sensibilización, en un proceso de instrucción en nuestras unidades y al mismo tiempo la aplicación del decreto. A medida que avance el tiempo y que se tenga pleno conocimiento de las atribuciones que nos dan para poder proceder asimismo, irán aumentando los operativos y la incautación de armas blancas”, agregó el coronel Martín.  

Las incautaciones se realizaron en algunas estaciones del sur de Bogotá, así como en las localidades de Suba y Usaquén.

Publicidad

Cifras reveladas por el Distrito indican que el 45 % de los homicidios en Bogotá ocurren con arma blanca, mientras que el 40 % de los hurtos se presentan con la utilización de este elemento.