Se cumple un año de la jornada de violencia en Bogotá que dejó diez fallecidos, tras la protesta por la muerte de Javier Ordóñez. Para este jueves, están convocadas varias manifestaciones en la capital, la cual estarán acompañadas por 5.700 policías.

Según informan las autoridades, las mayores protestas se van a concentrar en el barrio Verbenal, Suba, Bosa y en Kennedy.

 

Quizás le interese: Barranquilla estará con el 50 % de público para ver a la Selección Colombia

 

De acuerdo con el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Eliécer Camacho resaltó los preparativos para acompañar estas manifestaciones, en la cual coordinaron acompañamiento con el Distrito Capital, la Fiscalía General de la Nación, el Ejército, los Bomberos e incluso, la Defensoría y la Personería.

“Tenemos para el día de hoy y hasta que se terminen las manifestaciones convocadas, 5.700 policías que van a estar en diferentes servicios, en diferentes horarios. Vamos a tener personal de tránsito, investigación criminal, de inteligencia y de infancia y adolescencia, acompañando todo el proceso”, precisó Camacho.

 

Lea también: Procuradora pide cambiar el porcentaje de la cuota de género de la reforma al Código Electoral

 

Asimismo, aseguró que van a tener reacciones de personal de la fuerza disponible y del Escuadrón Móvil Antidisturbios – Esmad, para acompañar aquellas instituciones o edificios gubernamentales que no vayan a ser afectados, ya que, según menciona, en los últimos meses se ha visto la intención de afectar a los miembros de la Policía

“Acompañar las instalaciones policiales, los CAI, a nuestros hombres y mujeres, para que no sean afectados por parte de las personas que llegan a los CAI a tratar de incinerarlos e incluso, lanzando bombas molotov sobre los mismos para afectar la integridad de los policías”, sostuvo el general Camacho.

 

Podría leer: Disturbios en Bogotá dejan personas heridas y un CAI vandalizado en la noche del miércoles

 

De esta manera, el comandante de la Policía de Bogotá aseguró que tienen “un componente importante” para que los miembros de la fuerza pública no tengan que utilizar sus armas.

“Tenemos una planeación importante para que el policía no tenga que utilizar sus armas, teniendo en cuenta que son policías que están trabajando por la convivencia y seguridad y por eso, los que van a acompañar en la jornada de hoy son exclusivamente para actividades vandálicas que no tiene nada que ver con armas de fuego”, dijo Camacho.