Luego de que el presunto asesino del joven Jonathan Tacuma no aceptara cargos, un juez de control de garantías lo envió a la cárcel.

A Andrés Camilo Muñoz Rubiano, quien presuntamente habría asesinado con un destornillador al joven de 26 años, luego de que este le dijera que le pusiera un bozal a su perro, le fue impuesta la medida de aseguramiento privativo de la libertad en centro carcelario por un juez de garantías y por solicitud de la Fiscalía General de la Nación.

El hecho se presentó el pasado 25 de diciembre de 2021, en la localidad de Suba, noroccidente de Bogotá. Al hombre se le imputaron los cargos de homicidio agravado y los elementos de prueba dan cuenta de que el supuesto asesino habría atacado a la víctima en varias oportunidades ocasionándole diferentes heridas de gravedad en la cabeza.