Con gritos despidieron algunos ciudadanos a la alcaldesa Claudia López en la localidad de Fontibón donde inauguraba la tropa social para llegar a los hogares más pobres de Bogotá.

Los ciudadanos molestos por los trancones de más de tres horas en la calle 13 exigieron con vehemencia el desmonte del bicicarril.

Claudia López tuvo que salir escoltada en medio de la multitud, ante el pedido de los ciudadanos afectados.

Frente al bicicarril de la calle 13, la mandataria local dijo que «no se va a quitar«.