El vandalismo registrado en los últimos días deja 295 paraderos públicos afectados y 1.194 incidentes contra el mobiliario urbano de Bogotá. El costo de estos daños asciende a 228 millones de pesos, según lo dio a conocer la Alcaldía de Bogotá.

El Distrito ha dispuesto 300 guardianes del espacio público, para recuperar y limpiar en el menor tiempo posible estos espacios y elementos.

“Las condiciones en las que hemos encontrado el mobiliario urbano, que es para beneficio de todos los habitantes de Bogotá, son lamentables y sin precedentes”, aseguró la directora General del Dadep, Nadime Yaver.

La funcionaria destacó que encontraron techos, vidrios y paneles publicitarios rotos, los cuales “dan cuenta de la existencia de una intención voluntaria de grupos violentos y de desadaptados que atentan contra los bienes públicos en Bogotá”.

En total fueron 251 paneles publicitarios destruidos, 255 difusores, 22 cubiertas de techo rotos, 135 iluminaciones destrozadas, 257 vidrios rotos, 265 grafitis y 3 hurtos del mueble completo.