Ante los hechos de inseguridad registrados en Bogotá, la alcaldesa Claudia López, anunció un revolcón en el plan de vigilancia por cuadrantes de la Policía.

“No podemos seguir con una Policía inflexible, estacionada esperando el servicio en una zona estricta, tenemos que pasar a un modelo más dinámico, una Policía de vigilancia que se mueva y patrulle a donde se necesita”,  aseguró López.

Aunque no habrá incremento en el pie de fuerza, el Gobierno nacional se comprometió a sustituir ese déficit con más Policía de Inteligencia y de Investigación Criminal.

Habrá Policía Comunitaria y cambios en el funcionamiento de la Línea de Emergencia 123.

“El 123 se va convertir en una línea cómo funciona el 911, la gente ya no tendrá que llamar al CAI para denunciar la olla, ahora tendrá que llamar a la Línea de Emergencia”, agregó.

La prioridad será bajar el hurto a bicicletas y frenar el aumento de los homicidios.

Sobre el asalto al edificio en Santa Bárbara y a la joyería en Gran Estación anunciaron resultados en los próximos días.