La alcaldesa de Bogotá, Claudia López rechazó la Constituyente propuesta por el Centro Democrático, tras la detención domiciliaria ordenada por la Corte Suprema de Justicia contra el senador Álvaro Uribe Vélez.

La mandataria aseguró que en tiempos de pandemia las prioridades deben ser las necesidades económicas y de salud de los ciudadanos, y no las peleas de políticos y poderosos.

“La Constitución y las Cortes no se deben reformar por exaltación mucho menos por retaliación. Nuestros ciudadanos necesitan salud, educación, empleo y vivienda. Esas deben ser las prioridades de las instituciones, en vez de desviarse a las disputas y privilegios de los poderosos” dijo López.

Las declaraciones se dieron en la instalación del Comité de Transparencia, evento en el que se presentó el Decreto para reglamentar el cabildeo y evitar actos de corrupción en la ciudad.