La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, hizo un pedido especial a todos los capitalinos para no hacer celebraciones este fin de semana por el Día de la Madre.

Dicha conmemoración se celebrará el próximo 30 de mayo por cuenta de la alta ocupación en camas UCI que supera el 92 % y el 94 % en camas COVID-19.

 

 

Que no haya ni reuniones familiares ni aglomeraciones. Los invitamos a caminar al aire libre, en la ciclovía o en los parques de la ciudad”, dijo la mandataria local.

Frente a las manifestaciones de los últimos 10 días en la capital de la República, la alcaldesa hizo un llamado general a la calma y a no exponerse ante el COVID-19.

 

 

Estamos en una situación muy difícil y riesgosa (…) le ruego a Bogotá calma, paz, tranquilidad, evitar cualquier agresión y cualquier agresión”, puntualizó López.