El aumento de delitos cometidos por parrilleros que se hacían pasar como domiciliarios puso en alerta a la Alcaldía de Bogotá.

En diálogo con NotiCentro 1 CM&, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez entregó algunas de las medidas más importantes a las que tendrán que acogerse los domiciliarios.

 

Te puede interesar: ¿Existe un permiso del Distrito para entrar o salir de Bogotá en la cuarentena?

 

La restricción del parrillero para motos que prestan servicio de domicilios es una de las estrategias con la que buscan que los delitos en la capital disminuyan.

Los denominados rappitenderos tendrían que tener mobiliarios en las zonas donde tienen mayor presencia y tendrán que ser ubicados en espacios privados, además, tendrán que contar con parqueaderos para las bicicletas.