Tras la segunda intervención quirúrgica, los veterinarios determinaron amputar la pata delantera del venado rescatado hace dos semanas en el norte de Bogotá.

Aunque el animal silvestre permanece estable su pronóstico es reservado y no podrá ser liberado en su hábitat natural. Dada su nueva condición física tendrá que ser reubicado en un espacio controlado que garantice su bienestar.

“Al individuo se le practicó una amputación de su miembro anterior derecho a nivel de la diáfisis del radio”, aseguró en un comunicado la Secretaría de Ambiente.

 

Le puede interesar: Los departamentos que tendrán lluvias en agosto, septiembre y octubre

 

Así pues, la entidad confirmó que se estudia la posibilidad de adquirir una prótesis que le facilite la movilidad. Los veterinarios, por lo pronto, le pusieron una muleta de soporte mientras cicatriza el muñón.

“Nuestro equipo veterinario hizo una operación en su pata delantera y encontró problemas a nivel muscular, óseo y un tejido no vitalizado, razón por la cual fue necesario, para evitar que se agravara de una infección, amputar una parte de su extremidad. En este momento el venado se encuentra estable y en recuperación”, aseguró el secretario de Ambiente (e), Julio César Pulido Puerto.

Por último, el espécimen ha reaccionado bien al procedimientos de amputación, está estable, alerta y comiendo por sus propios medios.