Una madre y su hija fueron apuñaladas dentro de un bus de TransMilenio por robarles un celular. Dicen que están vivas de milagro.

No cesa la conmoción en Bogotá por los graves casos de inseguridad en el servicio de transporte, donde un hombre fue brutalmente asesinado con arma blanca.

Ante la trágica escena, otras víctimas que también fueron atacadas con cuchillo en un bus del sistema rompieron el silencio.

«Me apuñalaron y me robaron, pensé, pero no se había llevado mi celular», relata Giudany Betancourt sobre el momento en que fue agredida.

Publicidad

La mujer trató de gritar para que la auxiliaran, porque dice ella, quería que agarraran al delincuente antes de morir.

Su hija de 13 años fue la más afectada durante el atraco, ya que recibió varios ataques con arma cortopunzante.

«Ella recibió dos puñaladas en la mano derecha, con entrada y salida», explicó la madre.

Betancourt indicó que las heridas de la niña fueron por poner sus manos en el pecho de ella para protegerla.

La mujer asegura que los sujetos fueron retenidos por pasajeros de TransMilenio, pero la falta de uniformados logró que escaparan.

La víctima señaló que estar en un bus de TransMilenio es como «una pared en la cual nos arrinconan para matarnos».

Finalmente, Giudany afirmó que está viva de milagro e hizo un llamado a las autoridades para que haya justicia en estos casos.