La Asamblea Extraordinaria de Accionistas del Grupo Energía Bogotá (GEB) aprobó hoy el nuevo acuerdo con ENEL Américas, y dio así su aval a la evolución estratégica de la relación entre estas dos compañías, de cara al reto energético mundial, que potencializará su crecimiento, diversificará los portafolios y asegurará mayores recursos en materia de dividendos.

El nuevo acuerdo se convierte así en un hito de la más alta trascendencia para el GEB, para Bogotá y para el país. Adicionalmente, resuelve las controversias y los litigios existentes entre las dos empresas, y genera la alineación de intereses para el crecimiento de la nueva sociedad.

La nueva empresa que se creará como resultado de este acuerdo, mediante el cual se fusionan Emgesa, Codensa, ENEL Green Power Colombia y Essa Chile (que agrupa los activos de ENEL en Panamá, Guatemala y Costa Rica), se convertirá en un pilar estratégico para el fortalecimiento del Distrito en materia de ciudades inteligentes, movilidad sostenible y transformación energética.

Le puede interesar: Biden apoya protesta pacífica y condena actos “de violencia y vandalismo”

Para su conformación el GEB invertirá las acciones preferenciales sin derecho a voto, correspondientes a 7,9 % en Emgesa y 8,5 % en Codensa, mientras que ENEL Américas invertirá el 100 % de EGP Colombia, y el 100 % de EGP Panamá, EGP Guatemala y EGP Costa Rica.

Así pues, el Grupo tendrá una participación accionaria de 42,515 %, similar a la que se tiene hoy en Emgesa y Codensa en términos de acciones con derecho a voto, en una empresa más grande, de mayor valor, más verde y más estable, con un valor patrimonial adicional de aproximadamente $5,5 billones en activos de energías renovables.

Para 2025, se estima que las utilidades de la empresa resultante de la fusión serán un 25,1 % mayores a la suma de las generadas por Emgesa y Codensa de manera independiente, alcanzando $2,67 billones, aproximadamente, en cuatro años. Así mismo la rentabilidad se proyecta en un 22,9 % superior para este mismo periodo.

Vea también: Bogotá inicia mañana vacunación con dosis única de Janssen

El nuevo acuerdo, además, significará para el GEB ingresos adicionales del orden de $950.000 millones, entre 2021 y 2022, por liberación de dividendos retenidos, lo cual asegurará para el Distrito una nueva fuente de recursos para apoyar el financiamiento del Plan de Rescate Social y Económico presentado por la alcaldesa mayor.

La nueva política de dividendos establecida asegura un mayor porcentaje de repartición, lo cual implica, entre 2025 y 2030, $185.000 millones anuales adicionales en promedio, para el GEB.