La cuarta jornada en el marco del paro nacional que inició desde el miércoles 28 de abril contra la reforma tributaria, se desarrolló este sábado en al menos 20 puntos de la capital con marchas pacíficas.

Algunos actos vandálicos se presentaron en la Plaza de Bolívar, la carrera 13 con 7, la calle 146 con 7 y la avenida Suba con transversal 91.

Sobre las 7 de la noche, en la Avenida Caracas con calle 19 intentaron quemar un bus de servicio público.

Además, en la avenida carrera 68 con calle 3, se registró la quema de un bus del SITP. Mientras que en Usaquén, manifestantes incendiaron llantas sobre la vía.

Por otro lado, en el centro de la capital el Esmad intervino luego que algunos ciudadanos vandalizaron estaciones de TM.

Lea también: Cali registra más de 10 puntos de bloqueos en medio de nuevas protestas

También, la Secretaría de Gobierno reportó que en la calle 140 con carrera novena y en la avenida las Américas con calle 60, personas que participaban en una manifestación, atacaron dos cajeros automáticos y se enfrentaron contra la Policía.

 

Frente a los desórdenes, Transmilenio canceló la operación en todas las troncales del sistema por “no tener garantías de seguridad para los usuarios”, debido a que 42 buses entre troncales y zonales, y 3 estaciones fueron objeto de acciones de vandalismo.

A esta hora continúan los enfrentamientos entre la fuerza pública y manifestantes en Patio Bonito, Usaquén, en el centro de Bogotá y otros puntos de Bogtá.