En video quedó registrado un caso de justicia por mano propia en la que un supuesto ladrón es pateado y golpeado, por presuntamente haber robado un carro en compañía de una mujer en el sector de Chapinero, en Bogotá. La comunidad lo sorprendió y por poco lo lincha si no es por la intervención de la Policía.

Esta es una escena que se está volviendo cotidiana en la ciudad ante el aumento de la inseguridad. Para el profesor y experto en temas de seguridad Felipe Vega, esta es una situación que puede terminar mal para la ciudad y traer mayor violencia.

Según el profesor Vega la urbanización del conflicto puede significar la llegada de un neoparamilitarismo.

 

Le puede interesar: Crecimiento económico vuelve a niveles “prepandemia”

 

Por su parte, el director de la Policía de Bogotá se refirió a los casos de justicia por mano propia y pidió a los ciudadanos que se abstengan de golpear a los presuntos delincuentes.

“Nos toca judicializar a quienes hagan justicia por mano propia”, advirtió el general Jorge Eliécer Camacho.

Mientras tanto, el profesor Vega criticó duramente el hecho de haber sacado la Policía Militar a patrullar las calles.

“Es una medida desesperada que no resuelve el tema de inseguridad”, dijo.

 

Vea también: (Video) “Yo no le estaba huyendo a la justicia”: Enrique Vives, responsable de accidente que dejó seis muertos

 

Y mientras la polémica crece. La inseguridad en las calles aumenta. Es el caso del Liceo Francés, los padres de los estudiantes cansados de los continuos atracos a la salida del liceo escribieron una carta el director de la Policía de Bogotá y el secretario de Seguridad de la Alcaldía con carácter urgente para manifestarles su angustia generada por el imparable número de atracos que se registran diariamente.

Dicen en su carta:

“En las últimas semanas se ha incrementado la criminalidad a niveles desconcertantes; nuestros hijos se ven obligados a caminar desde o hacia sus casas a la salida de clases y se ven expuestos a diario a la violencia de atracadores que aprovechan su vulnerabilidad. Las cifras oficiales muestran 4.715 hurtos a personas acá en Chapinero, solo superada por Suba y Usaquén hasta el mes de agosto”.

La carta también está firmada por los vecinos de los barrios La Cabrera y El Nogal en la localidad de Chapinero donde denuncian que en una pequeña zona verde, donde por lo general descansan los estudiantes o se pasean los vecinos con sus mascotas, los atracadores hacen de las suyas y emprenden la huida muy fácilmente en completa impunidad.

“Todos los casos son reportados, pero al no haber efectivos de la Policía en el sector, la zona entre las calles 85 y 90, y entre las carreras 7 y 9, se convirtió en un lugar invivible para nuestros hijos”.

 

Conozca más: Así será el cobro por parquear en las calles de Bogotá

 

La difícil situación denunciada propició que mañana el general Camacho y el secretario Aníbal Fernández De Soto se reúnan con la asociación de padres de familia del liceo y los voceros de la zona para buscar medidas que puedan enfrentar la inseguridad.