Por redes sociales se presentó una polémica debido a que las autoridades quitaron una olla comunitaria la cual estaba ubicada en el Parque de la 93, barrio El Chicó al norte de Bogotá.

Según informó el coronel Nelson Quiñones, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, había una “hoguera” sobre un andén y estaba “evitando la locomoción de los ciudadanos,  poniendo en riesgo a las personas a transitar en la vía“, por lo cual, las autoridades procedieron al desmonte de la olla comunitaria.

 

Lea más: Desarticulan a ‘Los Juanos’ señalados de participar en ataques al peaje El Roble

 

“Este procedimiento se hace evitando que se presenten una situación especial, más donde se encuentran niños y personas adultas mayores haciendo uso del espacio público”, indicó el coronel Quiñones.

Asimismo, ‘La Asociación de Amigos del Parque de la 93’ agradeció la intervención de las autoridades asegurando que el procedimiento fue el pertinente.

 

Lea también: Secuestran a un subteniente del Ejército en el Valle del Cauca

 

“‘La Asociación de Amigos del Parque de la 93’ agradece la intervención que hizo la Policía y los entes pertinentes durante la actividad de la olla comunitaria (…), en donde se aplicaron las acciones preventivas para el connato de incendio que había en ese momento, en donde se pudo evidenciar que todos los procedimientos aplicados fueron los pertinentes para ese momento“, precisó la asociación.

Este hecho generó polémica entre la ciudadanía, entre ellos, la concejala Heidy Sánchez Barreto quien manifestó que “las ollas comunitarias son símbolo de soberanía alimentaria y de construcción de tejido social”.

 

Mire además: Judicializan a alias ‘Camilo 40’, señalado cabecilla principal de organización criminal ‘Los Contadores’

 

“Las ollas comunitarias son símbolo de soberanía alimentaria y de construcción de tejido social. En el Parque de la 93 la Policía apagó una y tras del hecho se llevó la madera. Las arbitrariedades que ocurren en la ‘Alcaldía de Bogotá Cuidadora’ no dejan de sorprender”, publicó Sánchez.

Los ciudadanos catalogan este hecho como “arribismo”, “crueldad” y “mezquindad”. Hasta el momento, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López no se ha pronunciado al respecto.