Ante la disminución en el porcentaje de ocupación de las UCI para la atención de COVID-19 en Bogotá que hoy es del 72.4 %, la Secretaría Distrital de Salud autorizó la reapertura de algunos servicios.

Se trata de cirugías no urgentes, odontología y consulta externa con varias recomendaciones para que su prestación sea segura.

Las entidades deben contactar a las personas que tienen citas médicas programadas entre los meses de septiembre y octubre para confirmar asistencia y verificar que el paciente no tenga sintomatología de infección respiratoria aguda.

Mire también: Centro Democrático se declara en oposición a Claudia López

Las citas médicas deben ser priorizadas de acuerdo a las historias clínicas de las personas y si se encuentran dentro de la población de riesgo.

Sin embargo, no se deben realizar procedimientos de terapia respiratoria dentro de los consultorios, ni talleres grupales especialmente con personas con condiciones crónicas, adultos mayores y mujeres gestantes. Se debe priorizar la teleconsulta.

La Secretaría de Salud explicó que se pueden realizar cirugías con fines estéticos y/o  reconstructivos, pero no considera pertinente que se realicen lipoesculturas.

Publicidad

Bajo recomendaciones específicas, se pueden practicar cirugías funcionales de mama, colocación de implantes y cirugías faciales con fines reconstructivos.

Para los servicios de odontología, se recomienda garantizar la atención de las urgencias, relacionadas con todos los eventos dolorosos, traumáticos e inflamatorios,  así como los procedimientos prioritarios que en caso de no realizarlos, pongan en riesgo la salud de la persona.

Antes de programar la atención, los profesionales de la odontología deben analizar el riesgo de transmisión del COVID-19 de cada paciente.