En una balacera entre policías y ladrones terminó el robo de un vehículo en Bogotá.

Los hechos iniciaron en la madrugada de este viernes en la localidad de Kennedy, donde un joven fue brutalmente violentado por cuatro personas que robaron su vehículo.

Con lo que no contaban estos ladrones era con un sistema de GPS que el propietario había instalado en su carro. Luego del robo y de que lo dejaron botado en un potrero en Kennedy, los delincuentes huyeron.

Cuando se desplazaban por la localidad de Martíres, la hermana de la víctima activó un bloqueo que apagó el carro de inmediato y adicionalmente, el pito incesante del vehículo alertó a las autoridades.

Al lugar llegaron dos patrulleros de la Policía en una moto. Los ladrones al verse acorralados enfrentaron a tiros a los uniformados, quienes respondieron de inmediato.

Allí, uno de los delincuentes murió en el intento de huida, otra mujer recibió un disparo en su columna, un hombre en sus extremidades y el cuarto fue capturado en flagrancia.

Por su parte, el joven que se desplazaba para su lugar de residencia, hace un llamado a las autoridades para que este caso no quede impune, además teme de posibles represalias, pues asegura que en el robo participaron más personas y más vehículos.

La Policía señala que todo lo sucedido es materia de investigación. Diariamente se roban en promedio 18 carros en el país, este año han sido más de 755 vehículos hurtados.