Una balacera rompió la calma en el barrio Mandalay, localidad de Kennedy, suroccidente de la ciudad. Dos policías de inteligencia fueron baleados por cuatro sicarios que se movilizaban en moto. Uno de los investigadores resultó gravemente herido.  

Por el momento se manejan dos hipótesis: la primera, que los policías habrían sido emboscados por la banda delincuencial a la que le hacían seguimiento y la segunda, que fueron víctimas de un atraco cuando ejercían labores de inteligencia.

Las autoridades revisan las cámaras de seguridad de la zona para dar con el paradero de los responsables.

Diana Giraldo