Violación a los lineamientos que exige el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para la construcción y funcionamiento del Metro de Bogotá, sería la principal razón que argumenta la demanda del Polo Democrático en contra del proyecto.

«Va a pasar por localidades que no estaban contempladas dentro del POT, también tendrán menos estaciones de las pactadas», explicó Xinia Navarro, concejal del Polo Democrático.

Además, aseguran que la aprobación de vigencias futuras aún faltando estudios de factibilidad, fue inadecuada.

También argumentan que el metro elevado no es la solución a la movilidad y desarrollo de la ciudad, por lo que dentro de la demanda compilada en más de 600 folios, siguen exigiendo un metro subterráneo.