El Banco Mundial, a través del Centro de Estudios para el Desarrollo de Tokio (TDLC) eligió a Bogotá como una de las 10 ciudades con mejor estrategia para enfrentar la pandemia del COVID-19.

El esfuerzo de la administración distrital llamó la atención de esta institución, que, con el respaldo del Banco Mundial, se encuentra actualmente haciendo un análisis del tratamiento que han dado las ciudades para la etapa de reactivación económica y social, y cómo han ajustado sus políticas hacia la construcción de la llamada “nueva normalidad”.

La entidad también destacó la estrategia “Bogotá A Cielo Abierto”, de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, que agrupó la ciudad por sectores de vulnerabilidad, mantuvo un diálogo constante entre las entidades públicas y la empresa privada; y priorizó el trabajo colectivo para el beneficio de la ciudad.

Como parte de este seguimiento, el TDLC eligió a la firma especializada Anteverti, que está adelantando un estudio dedicado a evaluar 10 estrategias postcovid-19, sin que hasta el momento se conozcan cuáles son las otras nueve seleccionadas.

Se conoce que las ciudades escogidas se han destacado porque implementaron medidas que produjeron cambios efectivos en medio del esfuerzo por superar la emergencia y trabajaron en la proyección de ciudades más resilientes, capaces de enfrentar futuras crisis.

Publicidad

La actual administración de Bogotá ajustó su Plan Distrital de Desarrollo: Un Nuevo Contrato Social y Ambiental 2020-2024, para contrarrestar, desde todos los sectores, los impactos de la pandemia a corto, mediano y largo plazo.

Por esto mismo, la experiencia bogotana ha sido elegida como una de más relevantes por todos los aspectos que logra equilibrar, protegiendo a los ciudadanos en la prevención del contagio, y a la vez, estableciendo mecanismos que permitan ir reactivando la economía sin poner en riesgo la salud de los habitantes.

Para la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, el éxito de estas estrategias es el resultado de un trabajo colectivo entre las entidades públicas y la empresa privada.

“Ahora viene lo más difícil, mantener la disciplina para no volver a cuarentena y posicionar la ciudad como epicentro de emprendimiento e innovación”, aseguró Durán.