Con temor trabaja el gremio de bicitaxistas que se concentra en el sector de Toberín, al norte de Bogotá.

Denuncian que con armas blancas, un grupo delincuencial amenaza a los conductores para llevarse los vehículos.

Los bicitaxistas aseguran que en lo que va corrido del año, ya les han robado siete vehículos, cada uno avaluado en cerca de 4 millones de pesos.