Ante la amenaza de un posible ataque terrorista del ELN en Bogotá, el ministro de Defensa, Diego Molano y la alcaldesa Claudia López, adelantaron un consejo de seguridad para blindar a la capital.

Además, fue anunciado un aumento en el número de policías para los próximos meses.

 

 

 

 

En el consejo de seguridad también participaron el ministro de Interior, Diego Palacios, la Fiscalía y Policía Nacional.

Según la alcaldesa Claudia López, aunque no hay aún evidencia concreta de una célula del ELN en Bogotá, sí se toma “muy enserio” la advertencia hecha por Cuba sobre un presunto plan terrorista en la capital de la República.

La falta de la Policía también fue un eje central en el consejo de seguridad, donde el ministro de Defensa, Diego Molano, anunció que Bogotá contará con 1.500 uniformados más.