Bogotá está a punto de declarar alerta naranja por ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos.

El tope establecido por la Alcaldía Mayor es del 50 % y este jueves, la alcaldesa Claudia López aseguró que la capital ya llegó a este límite.

«Bogotá tuvo una ocupación promedio del 20 al 29% de UCI hasta finales de Abril, del 30 al 39% hasta Mayo 23 y del 40 al 48% desde entonces. Hoy por primera vez superaremos el 50 %» explicó López.

De igual manera, señaló que «seguiremos monitoreando el fin de semana y el lunes anunciaremos nuevas medidas con el Ministerio de Salud».

A partir de este momento la Secretaria Distrital de Salud comienza un monitoreo permanente de 24 horas, es decir, hasta las 12:00 del mediodía del 12 de junio de 2020, de la ocupación de las UCI en la ciudad. Durante este tiempo, si el indicador de ocupación se mantiene o sigue aumentando, se decretaría alerta naranja.

Con la generación de esta alerta, en materia de salud, la entidad tomará varias medidas. Entre ellas, el control de la oferta y disponibilidad de camas de Cuidados Intensivos e Intermedios de la red pública y privada del sistema de salud de Bogotá, con el fin de garantizar la prestación de los servicios de salud a toda la población, evitar complicaciones de casos y posibles muertes por el virus y hacer un uso inteligente y eficiente de las camas para cuidados críticos.

Cuando la medida entre a regir, el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias coordinará el proceso de traslado, definiendo el prestador a dónde deben remitirse los pacientes que requieran atención en salud para cuidados críticos e intermedios por COVID-19.