Cinco días después de que un grupo de funcionarios de Aguas de Bogotá intentara bloquear la salida de los vehículos recolectores de basuras y protestaran afectando la operación en las 12 localidades donde la empresa presta el servicio, el Distrito anunció que continúan trabajando para superar la emergencia ambiental que fue decretada hasta el 12 de febrero.

Por su parte, el secretario del Hábitat, Guillermo Herrera dijo que “el Distrito está operando de manera continua en las 12 localidades en las que opera Aguas de Bogotá y donde fue afectado el servicio gravemente, debido a los actos de vandalismo contra la flotilla de camiones que operan en estas zonas de la ciudad”.

Indicó que hoy priorizarán “algunas zonas críticas como Engativá y Barrios Unidos a doble jornada para ponernos al día con las incomodidades que ha tenido la comunidad”.

Los barrios que reportan un considerable aumento de basuras en las calles son: La plaza de mercado de Las Ferias, Santa Helenita, La Isabela, Villa Luz, San Fernando, La Estrada y Villas de Granada.

Pese a que el gobierno de la capital menciona a las localidades de Engativá y Barrios Unidos como los únicos sectores críticos, en el barrio Patio Bonito, localidad de Kennedy y en algunos sectores del centro de la capital, los bogotanos reportan un foco de contaminación por basuras que llevan más de tres días y que se están descomponiendo.

 

 

 

Asimismo, en el barrio Samper Mendoza, localidad Los Mártires, se registran “montañas de basura” que están generando problemas de salubridad pública.