Bogotá enfrenta la segunda ola de contagios de COVID-19, sin embargo, las autoridades de salud afirmaron que el sistema hospitalario se estaba preparado para esta situación.

Por esa razón, se descarta la declaratoria de alerta roja hospitalaria, aunque la ocupación total de camas UCI esté sobre el 80%.

Entre tanto, el Gobierno Distrital espera que en el mes de febrero Bogotá reciba entre el 15 y 30% de las dosis totales que llegarán al país.

La capacidad de medicamentos está estable, según expertos del sector salud algunos fármacos pueden suplirse con otros y no disminuiría su efecto.

Publicidad

La secretaría de Salud afirmó que entre enero y febrero se podría presentar una tercera ola de contagios, dependiendo la distribución de la vacuna en la ciudad.

Ante el posible ingreso de una nueva cepa del virus a Colombia, en especial su capital, el funcionario anunció que se adelantan estudios en laboratorios para detectarla.