El pasado 5 de agosto en la provincia de Matanzas, Cuba, se presentó un incendio en una zona industrial por la caída de un rayo en un almacenamiento de petróleo, lo que generó la conflagración, dejando a más de 60 heridos.

Las personas afectadas terminaron con quemaduras graves; ante este hecho, Bogotá decidió donar más de 3 mil centímetros cúbicos de piel al gobierno cubano.

Le puede interesar: Por decisión del Presidente, se cae nombramiento de MincTic

Esto con el propósito de contribuir a la recuperación de los heridos del incendio ocurrido en ese país.

“Es una expresión de solidaridad a nombre del Gobierno Nacional y de Bogotá, para las personas que han sufrido esta tragedia en Cuba. El IDCBIS tiene décadas en producción de muchos elementos de biotecnología, como los injertos que se pueden hacer con piel, que sirven para los tratamientos de las personas que se vieron afectadas por el incendio. Hemos recibido y aprendido muchísimo de Cuba y es apenas natural que hoy nos solidaricemos con esta tragedia”, manifestó el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

Según el comunicado, los tejidos fueron rescatados de donantes colombianos, cumpliendo con todos los estándares de seguridad y calidad.

La Secretaría de Salud de Bogotá afirma que el Banco cuenta con procesamiento de córnea y esclera, piel, tejido
osteomuscular y membrana amniótica para uso en oftalmología, cirugía plástica y cirugía maxilofacial. 

Por su parte, la ministra de Salud, Carolina Corcho, explicó que “es una demostración de solidaridad con el pueblo cubano, que ha tenido solidaridad con el pueblo colombiano (…) Esto además demuestra la importancia que tiene para nosotros Cuba, en su soberanía farmacéutica y sanitaria y en Colombia nosotros tenemos la humildad de aprender, pero también de compartir el conocimiento”.

Finalmente, el embajador de Cuba en Colombia, Javier Caamaño indicó que hay mucho agradecimiento hacia las autoridades colombianas y calificó esta donación como “un gesto de hermandad entre los dos países”.