Bogotá no aplicará ninguna vacuna piloto contra la COVID-19 hasta que no se compruebe científicamente la efectividad de cualquiera de los estudios que se desarrollan en diferentes países.

En las últimas horas, la farmacéutica Johnson & Johnson, que ya aplicó la vacuna en varios pacientes colombianos, suspendió los ensayos por un voluntario que resultó enfermo.

Post relacionado: J&J detiene ensayos de vacuna contra la COVID-19 por aparición de una «enfermedad inexplicable»

A raíz de esto, el secretario de Salud, Alejandro Gómez aseguró que no se permitirá la aplicación de ninguna vacuna piloto y ensayo en la capital.

No obstante, se adelantan algunas gestiones con laboratorios, para que cuando haya una vacuna verificada y segura se pueda adquirir de manera inmediata, para lo que Bogotá tiene $200 mil millones.

“Queremos contar con una buena vacuna, pero en ningún caso de la ciudad se tomará a nuestra población para pruebas si no tenemos todos los elementos y protocolos de cómo ha sido desarrollada”, dijo Gómez.

En la mañana de este martes, la farmacéutica estadounidense J&J confirmó los motivos de la suspensión del estudio:

«Hemos detenido temporalmente la administración de nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19, incluido el ensayo de fase 3 ENSEMBLE, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio», dijo la compañía en un comunicado.