El Plan de Desarrollo aprobado por el Concejo de Bogotá que asciende a $109 billones descarta la troncal de TransMilenio por la Séptima, crea un operador público de transporte, exime del Pico y placa a vehículos híbridos y remunera labores domésticas realizadas por mujeres.

Uno de los artículos más polémicos fue el 106, que definía el proyecto de movilidad para la carrera Séptima, con 29 votos la plenaria decidió sepultar definitivamente la troncal de TransMilenio por este corredor y en su reemplazo autorizar la construcción de un corredor verde.

En materia de movilidad hubo otro cambio importante, la corporación aprobó con una cerrada votación, la construcción del operador público de transporte a cargo de TransMilenio, el Distrito tendrá 12 meses para hacer estudios y volverlo realidad.

Entidades como TransMilenio y el Metro de Bogotá ampliaron sus funciones, TransMilenio, por ejemplo, podrá participar en proyectos urbanísticos, públicos y privados y en la construcción de espacio público alrededor de las troncales.

En educación una de las novedades es la creación de la Agencia de Educación Superior y la descentralización de la Universidad Distrital.

En temas ambientales se dio un gran salto, se destinará 405 mil millones de pesos para preservar el medio ambiente, los cerros y humedales. 53 mil millones de pesos irán destinados a comprar y restaurar predios en la reserva Thomas Van Der Hammen, no se ampliará la vida útil del relleno Doña Juana y los carros híbridos quedaron exentos del pico y placa.

Las mujeres y la política de equidad de género fueron temas claves en el Plan de Desarrollo. Según cifras del Distrito, 9 de cada 10 mujeres hacen trabajo doméstico no remunerado, por eso la apuesta del Distrito es empezar a reconocer económicamente esa actividad a través del Sistema Distrital de Cuidado.

El Plan de Desarrollo busca mitigar los efectos económicos de la pandemia por lo que establece un ingreso mínimo garantizado para los más pobres de la ciudad, se destinarán $53 billones de inversión en reactivación social.

El Distrito proyecta endeudarse por más de $10 billones para financiar este plan ante la reducción de $4 billones en el recaudo de impuestos.