El nuncio apostólico, monseñor Luis Mariano Montemayor, entregó tres respiradores y dos sistemas infusionales a jeringa donados por el papa Francisco a la ciudad de Bogotá.

Estos elementos serán instalados en el Hospital San Carlos de Bogotá con el objetivo de ampliar la capacidad de atención a la población de este importante sector de la ciudad.

El Vaticano anunció un total de 27 respiradores mecánicos para Latinoamérica de los cuales tres fueron asignados a Colombia, específicamente a la ciudad de Bogotá.

Estos elementos representan un acto de solidaridad del papa Francisco con la población más vulnerable de la ciudad, en el marco de una coyuntura sanitaria sin precedentes a nivel mundial.