Ante la llegada de la minga indígena a Bogotá, la ciudad se prepara para implementar medidas sanitarias y de seguridad.

Así pues, se están definiendo las medidas, teniendo claro que a las 4:00 de la mañana de este jueves saldrán desde Cali, con destino a Bogotá, más de 10.000 indígenas, los cuales exigirán se garantice la seguridad en sus territorios y para rechazar las masacres que se han venido presentando.

En Bogotá no se sabe cuántos días se van a quedar, pero desde ya se estaría definiendo en qué lugar se alojarán y cómo se garantizarán los protocolos de bioseguridad.

La alcaldesa Claudia López pidió al presidente Iván Duque, aprovechar estas últimas horas para intentar llegar a un acuerdo con la minga y evitar el desplazamiento hacia la capital del país.

Vea también: Cayó el ‘Chipi’, asesino de tres hermanos indígenas en el Valle

La alcaldesa, además, a través de su cuenta en Twitter le preguntó al presidente sí ¿no era más fácil dialogar con humildad y evitar el traslado de la minga en medio de una pandemia?

Publicidad

Teniendo en cuenta que de cada diez marchas que llegan a Bogotá, nueve son en contra del Gobierno nacional.

Así mismo, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez explicó unas medidas o unos sitios que ya se tienen previstos para el alojamiento de estos indígenas.

«En años anteriores se han quedado en la Universidad Nacional, otros lugares de la capital podrían prestarse para recibir a los indígenas, pero esto depende del aforo y cuántos indígenas decidan desplazarse a la capital», afirmó el secretario de Gobierno.

Lo que preocupa a las autoridades en Bogotá es que esta minga indígena coincida con el paro convocado para el próximo 21 de octubre en la capital y esta protesta tome una dimensión mucho mayor que complicarían la situación de orden y salud pública en Bogotá.