La Alcaldía de Bogotá creó una gerencia para atender a los más de 100.000 inmigrantes que han llegado a la capital.

El plan de choque tendrá como prioridad los venezolanos que viven en la ronda de la Terminal de Transportes, el Distrito instalará un supercade social para atender a esta población.  

Además, ya se abrió la licitación para contratar el primer albergue que funcionará en la localidad de San Cristóbal, en el suroriente de la ciudad.

“se ofrecerá alojamiento y comida, el servicio se prestará por tres días y serán 50 cupos”, aseguró Enrique Peñalosa, alcalde mayor.     

El Distrito planea la apertura de cuatro casas comunitarias para ofrecer asesoría social y jurídica, la primera abrirá sus puertas en la localidad de Teusaquillo.  

El 40 % de los venezolanos en Bogotá son ilegales, es necesario avanzar en la regularización de su estatus migratorio

agregó el mandatario.  

Los servicios anunciados empezarán a operar en el mes de octubre.

Publicidad