El drama para cientos de venezolanos en Bogotá continúa. A pesar de que el Gobierno distrital les ha brindado ayuda, ellos piden un corredor humanitario para retornar a su país porque estas noches las han tenido que pasar en cambuches improvisados, ubicados en la Autospita Norte con Calle 195.

«Estamos esperando la ayuda, por lo menos la alcaldesa que venga y que nos digan cuándo nos vamos o si nos van a hacer la prueba. Ya tenemos días aquí. Queremos seguir para Cúcuta», dice uno de los ciudadanos venezolanos.

Los migrantes pidieron este domingo al Gobierno y la Alcaldía de Bogotá que les concedan los permisos y suministren autobuses para llegar a cualquier punto de la frontera con Venezuela.

«Nosotros nos queremos ir y no tenemos ninguna respuesta del Gobierno de Colombia», aseguran.

En los próximos días un grupo de profesionales de la salud llegará hasta este punto para aplicar pruebas de COVID-19 y descartar posibles contagios ante la aglomeración que allí se registra.

Vea el boletín completo en el video