El 20 de marzo, con 438 contagios, Bogotá decretó el aislamiento preventivo; hoy, 155 días después, los positivos superan los 181.000 casos.

La medida se ha cumplido en medio de algunas protestas, pero según expertos, ha servido para contener el virus.

«Una persona positiva podía contagiar hasta 3 personas que no lo eran, en este momento ese nivel de transmisibilidad está más o menos en uno a uno», dijo Alejandro Gómez, secretario de Salud de la capital.

Así creció la COVID-19 en la capital: de 1.940 contagios en abril, pasamos a 6.626 en mayo, en junio y julio se disparó la curva, los casos crecieron al día por miles es hasta llegar a 181.000 en agosto, donde se empezó a estabilizar la curva.

Según las proyecciones de la Alcaldía, en noviembre llegaría el segundo pico en la capital, pero menos agresivo.

Vea el boletín completo en el video