Ante el anunció del desmonte gradual de algunas rutas en Bogotá, los conductores de buses provisionales del SITP anunciaron que se irán a paro de no llegar a un acuerdo con el Distrito.

El anuncio del desmonte, aunque ya se lo esperaban, les cayó como un balde de agua fría pues dicen que el decreto deja en el aire a decenas de familias que hoy ven su sustento con estos buses provisionales.

Francisco Mora, fiscal del sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte, sostuvo que “si se pueden llegar a acuerdos razonables probablemente se pueda desmontar el paro, pero si no, con toda seguridad el lunes de pascua estaremos haciendo movilizaciones”.

Los usuarios, quienes dicen que no salen de un cambio cuando ya les imponen otro, esperan que haya claridad sobre el proceso.

Julio Acosta, un usuario del SITP provisional, indicó que la medida es “totalmente improvisada. Primero para una medida de estas deben socializar a la comunidad, que se le cuente a la localidad que rutas van a salir y como se van a  remplazar”.

Por su parte, la Superintendencia de Puertos y Transporte confirmó que hará un estricto seguimiento para no afectar a los usuarios quienes hoy se hacen muchas preguntas sobre el tema.

Entretanto la Superintendencia de Puertos y transporte anunció que hará un riguroso seguimiento al desmonte, precisamente para que se garantice la prestación del servicio a los usuarios

Lina María Huari, superintendente delegada de Tránsito y Transporte, dijo que “si los ciudadanos nos presentan denuncias y quejas sobre la falta de prestación del servicio en las rutas que son desmontadas, intervendremos rápidamente para garantizar que siempre se esté prestando el servicio a los usuarios de forma correcta y oportuna”.

Vea también Inicia el desmonte del SITP provisional en Bogotá

cabe recordar, que 29 rutas dejarán de operar gradualmente, en los próximos seis meses.