Edwin Fernando Cortés Torres de 33 años de edad, de acuerdo a la investigación de la Sijín, ofrecía a través de internet trabajos para abogadas. Cuando las mujeres llegaban a las oficinas de la empresa Cortés y Asociados, para la entrevista laboral en el centro de Bogotá, el hombre que no contaba con título profesional, las drogaba y accedía carnalmente.

“En el allanamiento que se le realizó a la oficina encontramos 85 hojas de vida y ya se está haciendo la actividad de llamar a cada una de estas mujeres, porque creemos que existan más víctimas”, afirmó la capitán Diana García, jefe de delitos sexuales de la Sijín de Bogotá.

Según la Policía hay documentadas tres víctimas, una de ellas narró lo ocurrido.

“Al principio todo fue muy normal, hubo pruebas sicotécnicas, después me ofrece un café y luego de eso, pierdo la conciencia”, contó la víctima.

En las últimas horas ante un juez, el sujeto confesó sus abusos sexuales y se declaró culpable por el delito de acceso carnal violento con persona incapaz de resistirse.

La Policía hizo un llamado a otras posibles víctimas para que lo denuncien ante las autoridades con el fin de garantizar que nunca vuelva a cometer abusos sexuales.