Una pareja de esposos lideraba la estructura delincuencial, denominada «Los Tercos». Al parecer utilizaban a sus dos hijos, menores de edad para evitar levantar sospechas de los ciudadanos.

investigación, una pareja de esposos, alias «Kathe» y «Betto», lideraban la banda responsable de cometer al menos seis hurtos en entidades financieras en los últimos tres meses, en las localidades de Chapinero, Usaquén, Kennedy y Engativá.

En el año 2015, la pareja había sido capturada, justo cuando cometían un asalto en un banco. Gracias a las pruebas que aportó la Policía en ese entonces, estuvieron en la cárcel durante dos años, sin embargo, tras recobrar su libertad, en noviembre de 2017 volvieron a la vida criminal cometiendo un hurto en una entidad bancaria del norte de la ciudad.

La Policía de Bogotá los sorprendió en flagrancia el pasado 18 de enero, asaltando otro banco.  Los investigadores verificaron las pruebas de otros tres hurtos ocurridos en meses anteriores, corroborando que se trataba de la misma estructura delincuencial con el mismo modus operandi.

Alias ‘Kathe’, utilizaba a sus dos hijos como fachada, para evitar levantar sospecha, mientras establecía el momento exacto en el que su esposo ‘Betto’, junto con su hermano, conocido en la estructura como ‘Gap’ y otro hombre, alias ‘Flaco’, ingresaban a cometer los hurtos mediante la modalidad de taquillazo.

En las audiencias un juez les dictó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario a los tres hombres, mientras que la mujer fue cobijada con casa por cárcel.