Andrés Camilo Rubiano, capturado en las últimas horas por la muerte del joven universitario, Jonatan Tacuma de 27 años, no aceptó el cargo de homicidio agravado imputado por la Fiscalía.

La Fiscalía señala a Rubiano de haber atacado con un destornillador a Tacuma, en un acto de intolerancia ocurrido el pasado 25 de diciembre en el barrio Rincón de la localidad de Suba en Bogotá. El ataque aparentemente ocurrió porque el joven le pidió que le pusiera un bozal a su perro.

Mire más: (Video) Usuarios protestan por cancelación de vuelos en Aeropuerto El Dorado, por cuenta de Ómicron

En audiencia ante la jueza 60 de Control de Garantías Mery Elena Moreno, Rubiano se declaró inocente.