Con 40 años de edad y más de siete antecedentes por homicidio, porte de armas de fuego, fuga de presos, hurtos, amenazas y tráfico de estupefacientes, alias ‘Osama’ se había convertido en el terror de San Cristóbal Sur.

La muerte violenta de dos mujeres en el sector de Tihuaque, ocurrida a finales de septiembre, aportó a los investigadores de la SIJIN de Bogotá las pistas para identificar al hombre.

Sin embargo, su manera de delinquir, evitando que lo referenciaran con alguna característica física particular, era disfrazándose de mujer y las personas que trabajaban a su servicio, hacían parte de su estrategia para tratar de eludir a las autoridades.

Además de esto, eran tan intimidantes las amenazas que les generaba a los ciudadanos que muchos de ellos, prefirieron incluso abandonar el sector.

Del homicidio de las mujeres, a quienes apodaban como ‘Las Gordas’, los investigadores lograron establecer que ‘Osama’ habría sido el directo responsable, para evitar pagarles una fuerte suma de dinero que éste les adeudaba.

Publicidad

Así mismo, en julio del año pasado, otro homicidio se registró en la zona del sur de la ciudad, donde la víctima resultó siendo un hombre que le debía dinero a ‘Los Odisea’.

Finalmente, la desaparición de un hombre en San Cristóbal prendió las alarmas de la Policía, más aún cuando las indagaciones apuntaban a que se trataba del mejor amigo de ‘Osama’ y uno de sus máximos expendedores.

La investigación dejó al descubierto que ‘Osama’, acabó con la vida de su propio amigo, pues al parecer, éste había ingeniado un plan con el propósito de quitarle el poder del territorio para la venta de alucinógenos.

Como resultado de la investigación adelantada por la SIJIN de Bogotá, fueron capturadas cuatro personas:

‘Osama’, ‘Martha’, ‘Ciego’ y ‘Blanca’, desarticulando así a la estructura criminal de ‘Los Osama’.

Además, se les incautó un revólver y un kilo de marihuana; y les imputaron los delitos de hurto agravado, concierto para delinquir, homicidio y desaparición forzada.