En el barrio El Refugio, de la localidad de Usme, se capturaron a tres sujetos que intimidaban con armas de fuego a un grupo de personas que protestaban sobre algunos sitios donde los delincuentes guardaban pirotecnia.

Una patrulla de Policía llegó al lugar para aprehender a los bandoleros, pero a estos los recibieron con disparos.

Luego, llegaron unidades del Ejército para reforzar el esquema del operativo. Los criminales intentaron escapar por detrás de varias viviendas del sector, pero finalmente fueron atrapados.

Durante la captura, uno de los fugitivos arrojó al piso un bolso de color negro, el cual contenía dos granadas de fragmentación. 

Dos de los ciudadanos capturados son colombianos y uno de nacionalidad extranjera, según los informes de las autoridades.