Mediante una llamada y el seguimiento con las cámaras de seguridad informaron de dos personas sospechosas que estaban desmontando un cabezote de una tracto-mula en la localidad de Bosa.

La Policía, al llegar al lugar, notó que estos sujetos emprendieron la huida, pero posteriormente fueron capturados.

Al contactar a la dueña, ella manifestó que no los conocía. Además, se conoció que al conductor lo habían amenazado y dejado kilómetros atrás para hurtar el vehículo.

«Se logra verificar que este tractocamión había sido hurtado en horas de la mañana, en cercanías al botadero Doña Juana. El conductor había sido amenazado con un arma de fuego y lo dejaron en la zona del CAI Aborizadora Alta».

Los sindicados fueron dejados a disposición de las autoridades competentes. Cabe resaltar que este vehículo transportaba cemento avaluado aproximadamente 250 millones de pesos.