Una mujer fue reportada como desaparecida en la localidad de San Cristóbal, la cual salió de su casa el pasado 27 de mayo, sobre las 10:15 am, rumbo a su trabajo, a tan solo cinco cuadras de su residencia, sin embargo, nunca llegó a su destino.

Ese mismo día, la Policía en la misma localidad ubicada en el sur de Bogotá, recibió un llamado, por el hallazgo de bolsas de basura que contenían partes de un cuerpo humano.

Luego de las investigaciones pertinentes, los uniformados recibieron el reporte por parte del Instituto Nacional de Medicina Legal, corroborando que la identidad del cadáver, correspondía a la mujer desaparecida.

Más de 80 horas de grabación de las cámaras de seguridad ubicadas en el sector donde fueron halladas bolsas de basura que contenían restos humanos, fueron las piezas claves de la investigación, que permitió establecer la identidad, de la víctima y el victimario.

En los videos la mujer se desplaza desde su vivienda al trabajo y justo al frente de una tienda, misteriosamente desaparece.

Los investigadores solicitaron autorización de allanamiento al local comercial, utilizando el reactivo Bluestar (luces forenses), descubriendo que en el sitio había restos de fluidos e incluso un lago hemático, que al parecer trataron de ocultar.

El principal sospechoso fue un hombre propietario de una tienda de abarrotes, el cual tenía como antecedente, un hecho de acto sexual abusivo, ocurrido en el año 2013, cuando se desempeñaba como conductor de una ambulancia.

Tras obtener la orden de captura, los uniformados solicitaron la intervención de su línea telefónica, ubicándolo así en la localidad de Los Mártires.

Un juez avaló todas las pruebas, enviándolo a la cárcel, por el delito de homicidio agravado. En la audiencia, el sujeto no aceptó los cargos.