Los hechos ocurrieron el pasado 10 de agosto en una vivienda, ubicada en el barrio Orquídeas, de la localidad de Usaquén, cuando una joven de 25 años, en medio de una discusión, agredió a su abuela en varias oportunidades con un arma blanca y posteriormente la asfixió.

La mujer de la tercera edad adoptó a la autora material e intelectual de su asesinato, desde muy pequeña cuando quedó huérfana de ambos padres.

Según los testimonios de familiares y allegados de la mujer asesinada, su nieta era agresiva y en varias oportunidades la habría amenazado de muerte, pues ella constantemente le reclamaba por un presunto consumo de sustancias psicoactivas.

Posterior al crimen, la joven huyó de la vivienda al municipio de Tena, en Cundinamarca, hurtándole a su difunta abuela, un millón 800.000 pesos, donde las autoridades la capturaron para su judicialización por el delito de homicidio. Ella aceptó los cargos y recibió el beneficio de casa por cárcel.