El pasado miércoles en un parqueadero del cementerio Jardines del Recuerdo, en el norte de Bogotá, se registró el robo a un vehículo mientras sus ocupantes daban el último adiós a un familiar.

Las pertenecías hurtadas están valoradas en más de 10 millones de pesos. Entre los elementos se encuentran aparatos tecnológicos, dinero y hasta el mercado que horas antes habían realizado.

Las víctimas se encuentran indignadas dado que el parqueadero se negó en mostrar las cámaras de seguridad.