La Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, dio inicio, este lunes 8 de junio, a un plan piloto de apertura gradual de centros comerciales, por una semana en Bogotá.

Los cuatro centros autorizados para avanzar durante esta semana son: Santafé, Unicentro, Gran Estación y Hayuelos.

Cada centro comercial debe establecer sistemas de tecnología eficaces, que midan en tiempo real el aforo para controlar el número de visitantes que no debe superar en ningún caso el 35 % de su capacidad.

Por su parte la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán explicó que durante la reunión, se acordó que los baños de los diversos centros comerciales que entran a la figura de piloto, más los que se irán sumando, deberán operar al ciento por ciento tanto en sus unidades sanitarias como en las de lavamanos, con el objetivo de que los clientes y trabajadores mantengan, de forma periódica, las medidas de higiene y el lavado de manos.

Según la funcionaria, se recomienda que los menores de edad no sean llevados a los centros comerciales para de esta manera proteger su salud y la de sus acompañantes.

Tanto estos cuatro centros comerciales como los demás que abran sus puertas en el futuro, deberán cumplir con estrictos protocolos de tamizaje y control de aforo tecnológico en tiempo real, limpieza y desinfección de manos durante el ingreso, tránsito y comercio.

La Secretaría de Desarrollo Económico recordó adicionalmente que las plazoletas de comidas de los centros comerciales que operarán bajo la figura de piloto no estarán abiertas para atención al público, sino exclusivamente para domicilios.