El parque Entre Nubes, una reserva natural, fundado en 1996 con más de 626 hectáreas, adornado por fauna y flora con un perímetro superior a los 30 kilómetros se ha convertido en epicentro de una invasión ilegal de predios.

350 familias se han apoderado de una parte este terreno, un espacio donde habitaban al menos 320 especies de animales se ha visto afectada por la construcción de predios ilegales. Con picas y palas cada día se sigue expandiendo esta invasión, una invasión donde ya se instalan de forma ilegal servicios públicos.

Por ahora ni la alcaldía, ni la Secretaría de Ambiente se pronuncian frente a esta problemática, la expansión de la invasión en inminente.