En las últimas horas se reveló que manifestantes usaron un chaleco antibalas de la Unidad Nacional de Protección, asignado a una exintegrante de las Farc.

Este fue encontrado en manos de un joven, el cual estaría involucrado en la quema del CAI Santa Isabel en Bogotá.

El director de la UNP, Alfonso Campo Martínez confirmó esta información y manifestó su rechazo ante estos hechos.

«Rechazamos de manera categórica el uso indebido de las medidas de protección asignadas por la Unidad Nacional. En ese sentido, hemos ordenado revisar internamente cuál fue la razón para que el chaleco utilizado en una de las manifestaciones en la ciudad de Bogotá estuviera otorgado a una persona distinta a la protegida por la UNP», dijo.