Después de horas de cierre, hace pocos minutos se habilitó el paso a un carril por la vía que conduce de Bogotá al municipio de La Calera.

La vía estuvo cerrada preventivamente por el rebosamiento del alcantarillado tras las lluvias registradas en las últimas horas.

El cierre entre el sector de Patios y Tilatá generó una gran congestión.  Los conductores y peatones llevan horas intentando llegar al vecino municipio.