En la mañana de este martes la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dio a conocer las medidas para enfrentar el COVID-19 en la capital del país durante estas fechas de fin de año.

La mandataria aseguró que el 31 de diciembre y el 1 de enero habrá ley seca, no se venderá licor en establecimientos ni en servicio a domicilio.

Asimismo, explicó que medidas como pico y placa y pico y cédula se mantienen como hasta el momento.

“No se autoriza ninguna fiesta pública en Bogotá”, indicó la alcaldesa al hacer un llamado a los ciudadanos para que se mantengan los protocolos de bioseguridad durante estas celebraciones.

De igual manera, la mandataria descartó de momento toque de queda en la capital del país para estas fechas.