La alcaldesa de Bogotá, Claudia López envió un mensaje de solidaridad a las madres de Soacha por lo ocurrido el pasado 4 de septiembre en el CAI de San Mateo, donde nueve jóvenes perdieron la vida tras un incendio al interior del mismo.

«Envío un saludo y un abrazo lleno de fuerza a las madres de Soacha que hoy lloran a sus hijos, jóvenes que murieron incinerados mientras estaban retenidos por la Policía, eso es inadmisible; el deber moral y público de los policías que los tenían retenidos, era salvarles la vida», dijo. 

La mandataria destacó que de la misma forma en la que se exaltan las buenas labores de la Policía, no serán laxos con actos de corrupción o fuera de la ley.

«Mientras no haya reformas serias que prevengan y sancionen eficazmente el abuso policial, se seguirán presentando caos inadmisibles como estos».

Asimismo, hizo referencia a los hechos ocurridos días después en Soacha y Bogotá, donde en medio de protestas, actos violentos acabaron con la vida de por lo menos 12 personas.

«Han pasado 2 meses desde los dolorosos hechos del 9 al 11 de Septiembre en Bogotá y Soacha y hasta ahora hay más impunidad que verdad y justicia».

Por lo tanto, destacó que un equipo de Comisión de la Verdad del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación trabaja en la reconstrucción de los hechos para saber todo lo que sucedió en esos días.