La fiesta en el hospital Santa Clara tiene entre la espada y la pared a la gerente de la Subred Centro Oriente, Claudia Ardila, la propia alcaldesa Claudia López le pidió la renuncia luego de conocer que mintió al decir que no sabía del festejo cuando se enteró al día siguiente.

Hemos perdido la confianza en esa funcionaria y le hemos solicitado la renuncia y esperamos que la presente hoy mismo ojalá”, aseguró López.

 

 

Pese a la molestia de la alcaldesa y el secretario de Salud, la funcionaria se negó a renunciar y como no es un cargo de libre nombramiento y remoción, la cuestionada gerente podría quedarse 3 años más si así lo quiere.

La señora cometió una indelicadeza y le mintió al Concejo y a nosotros con relación a una aglomeración y una reunión indebida que hubo en diciembre, no podemos aceptar de ningún funcionario público una acto que deshonre la confianza” agregó.

 

 

La fiesta se registró en diciembre en plena pico de la pandemia en las instalaciones del hospital Santa Clara.

La funcionaria que grabó el video fue perseguida, degradada del cargo de supervisora y traslada a un hospital en el extremo sur de la ciudad donde tenía que cumplir turnos de madrugada lo que la llevó a renunciar.

Por su parte, la gerente de la Subred Centro Oriente no renunciará pese al pedido de la alcaldesa.